sexta-feira, fevereiro 1

.taksi.

En Estambul se llaman así, oye. Lo que no sé es si en Estambul son todos tan...¿pesados?, los taxis no, pero sí algunos tipos de taxistas. Y sé de lo que hablo, no creo que halla persona que utilice más este transporte que yo, pues vago...soy un rato. El caso es que generalmente me toca el taxista amórfico que nunca, nunca, pero nunca, nunca se sabe la localización de mi calle ( y llevan GPS ) y que tampoco saben a dónde quieres ir, por lo que has de ir indicándoles. También están los habladores, que fuerzan el tema hasta hacerte sangrar, aunque gracias a Dios el tópico de El Tiempo ya no es un común, ahora es más algo así:estos chavalucos van como locos. Existe un limitado grupo cada vez más extenso del amargado anti-social, anti-semita, anti-termitas y anti-todo, que se retroalimenta de quejarse absolutamente de todo, y te lo cuenta a tí, su pobre víctima, que para encima has de aguantarle la monumental Castrada ( del verbo Fidel Castro) luego le tienes que pagar. En el caso seguro de que tengas que pagarle con billetes grandes (con 10 € te suelen mirar mal) estate seguro que arrancarán el motor antes de que hallas logrado cerrar la puerta o te timarán con el cambio.

Profundizando más en éste último, normalmente suelen ser personas mayores, de unos 50 para arriba, cansados de la vida y que lo único que desean es que el resto de personas sean iguales que ellos, para, como no, dominar el mundo, a base de canciones rancias de EuropaFM, las cuales aumentan su volumen según el dolor de cabeza o cansancio que padezcas.

Recordad un detalle, nunca se os ocurra despertarles de sus siestas (sobre 19 diarias) entre café y café, es decir, cuando veas un taxista parado y con un periódico sobre el rostro, ¡no te acerques!, podrías perder la vida con una de esas miradas asesinas, instruídas en la Academia de Taxistas.Pero eso no es lo peor que te puede ocurrir.Se suele dar el caso del típico listo que te lleva a la calle de enfrente dando vueltas alrededor de todo el extrarradio de tu ciudad, cobrándote una carrera de 50 €, cuando adviertes que el taxímetro (timómetro cuando estás acostumbrado a usar los taxis) está apagado, por lo que tu agudo ingenio detecta cierto...tongo. Mas no se te ocurra contradecirle, si Él, chófer supremo, dice que son 50€ por un viaje de 200 metros, son 50 €, más la propina, que hay que ser generosos, ¡por favor!.

Y luego te piden que utilices el transporte público, que es mejor para la salúd del Medio Ambiente, que usar un Ford Fiesta del 75 sin tubo de escape es un peligro...¿y no lo és aguantarles?. Prefiero que se mueran todos los linces del mundo antes de verme obligado a tirarme por la puerta en marcha por el mero hecho de no aguantarles. Estoy amargado...¡coño!.

No se me apetece escribir más, estoy extasiado, ¡la caja de Erikzito ha llegado hoy por surprise! y estoy demasiado ocupado comiendo Sublimes, King Kong, Alfajores e intentando descubrir que diablos es esa cosa morada en polvo que parece escayola, pero que se come...

4 comentários:

El Cuirassier del Orden disse...

wtf, demaciado soez!

krisesmuiestupidaporconfiarse disse...

gracias por avisarme, espero que lo estés pasando bien con alguien.

Gudproyect disse...

Puedes mirar algúna línea de autobús que te venga bien, o montar una manifa para que hagan metro ^^

Kenbill disse...

Hey, no sabía que tenías un blog, te añadiré a mi lista negra. ¡Saludos!

PD: Cuando hasa entradas más cortas, me lo leeré XDD