sexta-feira, novembro 28

Berenjena de El Provencio

Su lengua parecía un péndulo, no, no, ¡un botafumeiro!. Qué grande Julián López. En Pata Negra, el espacio mensual dedicado a los mejores cómicos surgidos de Paramount Comedy, emitido en la cadena homónima. Genial, aunque más, seguramente, para alguien que no conociese sus ''clichés'' (uso del gañanismo exacerbado). Y eso que empezó suave, hablando de su familia, las cosas de un padre y una madre pueblerinas...pero es él, que tiene gracia. Y hace bailes entre aplauso y aplauso.

Empezó con La Hora Chanante ( a ser meramente conocido, su banda de música ''Mancha Brass'' no es que fuera muy conocida ) y continuó su tarea en Noche Sin Tregua (con Dani Mateo). Y ahora es cuando dudo de si entró antes en Smonka! (de la etapa con Onofre y Sevilla, cuando hacían gracia, no como ahora, que sólo hacen...mierda) o en la Noche Hache. Y por fin se decidió a hacer monólogos en Paramount, aunque durante el periodo de transición entre LHC y Smonka!, imagino. No tengo su biografía muy presente, pero ahí tenéis el enlace. A molestar a otra parte. Ah, se me olvidaba comentar. Hoy ví a Eva Hache en persona, y os diré que también es otra de esas personas que lleva la gracia en cada movimiento. A mí me hace reír como un idiota. Será que soy idiota.

¡Idiota!. Ese soy yo.

1 comentário:

Die disse...

Claro que eres idiota ^_^

Seguro, segurísimo, que a Rebeca le gustaría este post.