quarta-feira, março 9

Aventures de països llunyants

Quizá un grupo normal hubiera titulado así su segundo disco, pero no, Manel prefería '10 milles per veure una bona armadura', el que els fa molt més grans. Hasta hoy sólo hemos podido disfrutar de dos temas cargados de nostalgia: Aniversari (''i una veu comentava: ai què guapa està'') y Boomerang (''em va fer mal, veure en els ulls de la Vanessa, que la cosa es posava interesant'').

Me llama poderosamente la atención la cantidad de gente que no comprende, o no se percata, que un pequeño restaurante familiar ('restaurante universitario', como le gusta decir a mis progenitores), con las sillas sobre las mesas, el suelo fregado y un chaval al fondo con pintas de 'recoger chatarra' con dos bolsas de basura enormes en las manos, significa cerrado. Ni para cambiar un euro para la (maldita) cabina de enfrente, ni para tabaco, ni para hostias. Sólo atenderemos en caso de muerte inminente (y sino mancha mucho).

Y después de este arrebato misántropo, me retiro, dejando claro el por qué de mis ausencias por estas tierras.

Puta crisis.





2 comentários:

El Impenitente disse...

Yo nunca le pediría cambio a un tío que tiene pinta de recoger chatarra.

caught in a blonde . disse...

Pídeles la contraseña para entrar:
Éxito académico.