terça-feira, fevereiro 8

Romance de Juan Marés y (no tanto de) Norma Valentí.

Pasadas aproximadamente quince páginas de 'El Amante Bilingüe', decidí abandonar 'El Aire de un Crimen' (Juan Benet), por ser incapaz de conectar ni con el ambiente rural, ni con el tremendo detallismo de lo relatado. Entre la treinta y seis y la treinta y siete, siento una gran empatía por Juan Marés (bien sabido es que si alguien me habla de alguna escena familiar típica de su infancia, me tiene ganado), al narrar la depresiva cena del Marés callejero para cambiar de registro y recordarnos a Rita y al senyor Fu-Ching, relatándolo, a diferencia de Benet, de un modo liviano pero agradable y fácil de visualizar, sin casi necesitar haber estado en La ciutat dels sants.


Me gusta recordar aquellas calles barcelonines, me gusta recordar Barcelona.

El marcador traza un segmento áspero entre la sesenta y ocho y la sesenta y nueve, entre el depresivo y enamorado cincuentón y el genial Faneca. Me estremezco cuando imagino las llamadas del pobre Marés (pre-Faneca) a l'Oficina d'Asessorament Lingüístic con el falso pretexto de que le traduzca una serie de palabras (de sostenes y bragas a tubos de escape y recambios) sólo por escuchar la voz de su enfermizo e inexplicable amor, llamado Norma.

Un libro que es capaz de distraer mi atención de un documental sobre la costa croata, es un libro genial.

Perdóname Benet y gracias Marsé, que yendo de juanes, el primero me pretende perder por asesinatos y pueblos, y el otro me cautiva en los primeros compases. Cantemos 'Perfidia', de Alberto Domínguez, para acompañar a Rita, la cantante lírica.

Libro(El Amante Bilingüe, Juan Marsé, 1990)
Película(El Amante Bilingüe ,Vicente Aranda, 1993)

1 comentário:

caught in a blonde . disse...

Cuxot no es tan malo como te parece.
La pecera llena de monedas al final acabará rompiendose, ya verás.
Ah, odio al Verdú.