quarta-feira, outubro 29

Noto cómo me van creciendo las patillas

Hoy tuve todo el día para reflexionar. Pero lo malgasté jugando a la play y viendo Mallrats, buen film, pero debería haber intentado pensar sobre algo. El tema es que Mallrats me resultó bastante decente, hablando de ella como título de comedia (no superan a Monty Phyton), claro está, porque esa asquerosa parte de doble-reconciliación final me da algo de grima, muy american cinema industry 4ever, algo decepcionante. Pero los golpes de humor rancio a lo largo de toda la película son geniales. Y luego los puntos esos en los que sólo se fija un freakazo, como el de la gorra de Clerks, escena presentada en segunda acción, detrás de Brodie ( Jason Lee, el actualmente protagonista de Me Llamo Earl, de la NBC), en la que poca gente puede llegar a darse cuenta del signficado.

Y mientras veía la película, notaba como me crecían las patillas. Cómo volaba el tiempo y yo, de carácter vago, no hacía nada para impedirlo. Y perdí un día entero, con la calefacción puesta, repantingado en el sofá, comiendo palomitas y con las zapatillas puestas. Con las zapatillas puestas. Y sin patillas, porque no tengo patillas. Y al paso que voy, no las tendré.

5 comentários:

VlaD disse...

Búscate un hobby más sano.

Las obras están cada vez con menos viejos.

dica disse...

Algún día tendremos patillas oh si.
Y reflexión, eso suena bien.

Gudproyect disse...

Siempre te quedará Gillete.

Eric disse...

Si quieres te mando una gillete de perú, aunque será difícil, son escasas... preguntá a walter...

Sam Pôtato disse...

maaaallrats... me encanta Ivana la de los tres pezones ;)