sexta-feira, janeiro 28

De la vida relajada y la cerveza catalana.

Otro día más que bajo del Naranco (la casa donde el recién independizado M. -que volverá en breves al hogar familiar-) andando, con sabor a resaca, con el objeto de sacar diez euros y subir otra vez. Pasar el día consumiendo cine, bebidas espirituosas y burlándonos de lo malos que son algunos en determinados simuladores de fútbol. Cada día más desaliñado, más dejado.


No tengo ninguna queja, no pienso en los 38 años que tendré que cotizar para obtener el cien por cien de mi futura pensión, mantengo la idea de que cierta franquicia de venta de electrónica, cine, música y libros me acabará llamando, tarde o temprano, y podré irme en verano al Reino Unido, a tomar por el culo con gente de acento divertido, ininteligible y piel rosada. Aún más desaliñado, más dejado.

El 'peloalambre' que me llamarán. ¿Una cervecita?, que sea catalana.


4 comentários:

Casero disse...

Ome, bebiendo Estrella Damn como no vas a tar dejao... Perdiendo facultades andas y no solo en el tema de las penetraciones anales...

Lousie Eph. Girondelle disse...

Vaya complicado que es saberte Alehandro, ánimo o lo que necesites.
En serio,
creeme.

El Impenitente disse...

Llévate cerveza catalana al Reino Unido. Allí beben mucha (muchísima) pero no sé yo si saben bien lo que es cerveza. Por eso vienen en tropel pero seguro que no es buscando el sol.

Si andas jodido y quieres aire nuevo en Valencia hay una casa con dos niños que igual te sentaba bien. La cerveza sería fabricada en Valencia (Amstel) y la ducha sería diaria y obligatoria. No tendrías penetración anal, pero bueno.

Alex Maladroit disse...

El rol de padre te lo dejo a ti, que yo aún estoy abandonando la adolescencia.