terça-feira, outubro 6

Cerré el verano un seis de octubre

Preferí cerrar los ojos,
y los párpados,
solemnes,
imitaron el ruido de un par de guillotinas.
Afiladas.

Mi verano acaba de terminar,
lejos de mi casa.
Me escupen 'loco',
pero tan digno me hayo,
que por mucho que me digáis,
yo valgo lo suficiente,
para viajar, morir y arriesgar.

1 comentário:

L0usie disse...

Sí sí..
quizás ya sea hora de dar por terminado el verano..